lunes, 29 de julio de 2013

CAKE POPS

Estos cake pos son los primeros que hago. Como conejillos de prueba cogí a mis hijos y un cumpleaños. El cumpleaños de Cristina amiga de ambos. Fue un éxito. Estaban riquísimos.

Ingredientes:
Un bizcocho de chocolate con vino tinto.
Queso de untar, no importa la marca, unas 4 cucharadas soperas.
Azúcar glas, 2 cucharadas soperas.
Chocolate para fundir, chocolate con leche y blanco. 
Virutas varias, de colores, de chocolate, coco rallado, almendra rallada ya al gusto de cada uno.
Palitos para cake pops, no son necesarios si no se quieren pinchar, se pueden dejar sueltas o en moldes pequeños de magdalenas.
Corcho, si se quieren pinchar, aunque también sirven vasos altos o jarritas.

Preparación: 
Desmigamos el bizcocho una vez frío, yo tenía prisa y lo hice en moldes de magdalenas suben y enfrían antes.



Añadimos el queso de untar, aplastamos con ayuda un tenedor y a continuación añadimos el azúcar glas, amasamos con las manos hasta formar una pasta que se pueda modelar y formar bolitas, las colocamos en una bandeja y las ponemos a enfriar en la nevera, sobre una hora aproximadamente.
Deretimos el chocolate blanco, y con el palito seco pinchamos la bolita sin llegar a atravesarla. Se moja el palito en chocolate blanco y se vuelve a introducir en el agujero. Y volvemos a introducir en la nevera otra hora. o hasta ver que esta duro.



A continuación, preparamos las virutas que deseamos poner y la colocamos en cuencos, a la mano por que el cholate fundido cuaja muy pronto y se dejamos mucho tiempo entre la cobertura y echar los adornos se seca y no pega. Una vez decorados,  colocarlos en vertical o pincharlos en el corcho. También podeís dejarlos sobre una bandeja tal cual sin pincho. O en un molde pequeño de magdalenas. 



Aquí podéis ver  la cara de uno de los conejillos que no le quitaba ojo a los cake pops.


Como podéis observar el  calor les sienta fatal, así que a la nevera mientras llega el momento.  Que los disfrutéis y ya me contareis. Besitos 


1 comentario:

  1. Ohhh que preciosidad si da pena comérselos. Que artista. Un beso

    ResponderEliminar